Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Mascarillas para la Cara’ Category

faces.JPG

Día a día nuestros rostros tienen que lidiar con agentes dañinos externos como lo son los llamados “radicales libres”, que gradualmente contribuyen al envejecimiento prematuro de las células. Para lograr la neutralización de éstos agentes las vitaminas juegan un papel fundamental en la hidratación de la piel. Desde casa con estos simples cuidados y utilizando elementos naturales, puedes limpiar y a proteger la piel más delicada de tu cuerpo.

Limpieza

Humedece tu rostro y aplícale suavemente con movimientos circulares un limpiador facial, preferiblemente que contenga vitamina C o bien, que sea a base de árbol de té, reconocido por sus propiedades regenerantes a la piel, oxigenación de las células y demás efectos antisépticos y antibacterianos. Después de haber masajeado toda tu cara y cuello con el limpiador, acláralo con agua tibia (el agua caliente puede dañar tus vasos sanguíneos y resecar tu cara).

Exfoliar

La exfoliación elimina las células muertas e impurezas, lo que desintoxica y permite una mejor oxigenación de la epidermis. Mezcla en una taza una cucharada de azúcar, una cucharada de aceite de oliva (evitar si tienes el cutis graso) y luego agrégale ½ cucharada de jugo de limón. Con movimientos circulares expándelo suavemente hasta haber completado tu cara y cuello, evitando siempre el área de los ojos; enjuaga con agua tibia y finalmente seca gentilmente sin restregar.

Sauna Facial

Llena un bowl con agua hirviendo y agrégale tres gotas de aceites esenciales, (agita un poco el agua para activar los aceites). Manteniendo tu rostro unos 30 cm. separado del agua, colócate una toalla por encima de la cabeza y respira profundo durante 5 a 10 minutos. El vapor de agua abre tus poros para limpiezas de cutis y la recepción de los nutrientes de las mascarillas y lociones. El aceite de rosas ayuda a la piel irritada o seca, la lavanda se utiliza para pieles secas o normales, la camomila para pieles sensibles y el limón para pieles grasas.

Humectar

Para humectar tu rostro recurre a las mascarillas a base de vitamina C para restaurar la barrera de lípidos o bien una elaborada a base de miel de abejas, para balancear los niveles de aceites naturales. Mezcla una cucharada de miel de abejas con el jugo de medio limón, aplica sobre tu rostro y deja actuar por 10 minutos, luego enjuaga con agua tibia y seca gentilmente.

Anuncios

Read Full Post »

faciales1.jpg

Si quieres ayudar a proteger y mantener sana la piel mas delicada de tu cuerpo, antes debes entenderla y saber cuales son sus características, para luego esocger los ingredientes y preparar las mascarillas adecuadas. Una manera efectiva de saber que tipo de piel tenemos, es lavando tu rostro antes de acostarte con un jabón neutro (no te apliques ningun tipo de crema), y al levantarte examina bien tu piel en busca las siguientes características:

Pieles grasas: piel brillante, poros dilatados. Esta piel se caracteriza por una sobre producción de cebo que resulta en puntos negros, bultos de grasa, acné, pústulas y comedones. Es una piel de copiosa transpiración de aspecto pálido y amarillento. Su proceso de envejecimiento es lento, manteniéndose joven por más tiempo. Preparar: 10grs. de cáscara de lechosa, 10grs. de pulpa de mango y una cucharada de miel de abejas. Mezcla todo hasta que se compacte y colócalo sobre tu rostro por aproximadamente 20 minutos una vez por semana.

Pieles Secas: textura suave y fina, puede llegar a verse árida, tiende a la formación de arrugas  y al enrojecimiento en las partes más sensibles, se descama con facilidad y tiene sensación de tirantes. Preparar: mezcla agua destilada, leche fresca sin hervir y jugo de melón, lava tu rostro y cuello, luego empapa un algodón con aceite de oliva y pásalo por el rostro y cuello con movimientos circulares; finalmente enjuaga con agua fría. Aplícalo cada noche, tres veces por semana.

Pieles Normales: aspecto liso, sólido y compacto, esta piel es fina, flexible y muy suave, con poros cerrados y diminutos. Preparar: jugo de piña y aplicarlo cada noche. También puedes masajear tu rostro dos veces por semana, con aceite de almendras dejándolo actuar durante la noche y enjuagándote sólo con agua por las mañanas.

Pieles Mixtas: presenta zonas normales, zonas secas y zonas grasosas, generalmente la zona T (frente, nariz y mentón) es la parte grasosa y alrededor de los ojos y en la garganta es seca o normal. Preparar: aguacate triturado y miel de abejas, lo aplicas a tu rostro y lo dejas actuar durane 20 minutos, dos veces por semana.

Read Full Post »